Psicoterapia

“CUALQUIER TROPIEZO LO PODEMOS CONVERTIR EN UNA OPORTUNIDAD PARA EL CAMBIO”

psicoterapia_cognigtiva_conductual

METODOLOGÍA

La psicoterapia Cognitiva-Conductual es el conjunto de técnicas utilizadas en la psicología clínica que ha recibido más apoyo científico experimental hasta el momento. Gracias a sus buenos resultados en el tratamiento de muchos de los trastornos psicológicos, la psicoterapia Cognitiva-Conductual es la terapia psicológica más recomendada. En mi consulta solo se trata a los pacientes con técnicas que estén validadas por la comunidad científica y los organismos nacionales e internacionales que tienen competencias sobre la salud.

TÉCNICAS APLICADAS

Estas técnicas psicológicas no entrañan ningún misterio. Las personas que acudan la consulta entenderán en cada momento el “por qué” y el “cómo” estamos trabajando sus dificultades. De hecho, esta será una condición indispensable para que el/la paciente mejore, todo lo que trabajemos en la consulta se convertirá en un repertorio de herramientas que él/ella podrá aplicar en su vida desde el primer momento en que comience la terapia. En mi consulta no se buscan clientes, se esperan personas comprometidas con su cambio, que aprendan a manejar su mundo emocional por sí mismas y prosigan su camino con nuevas herramientas que les ayuden a desarrollarse más saludablemente. Las personas que vienen a trabajar sus dificultades y/o problemas emocionales dejan de venir a la consulta en cuanto han adquirido el manejo y la gestión adecuada y estable de sus emociones y sus conductas.

PROBLEMAS ABORDADOS

Las dificultades y problemas habituales que se tratan en mi consulta son aquellas/os que tiene que ver con la ansiedad, el estrés y el bajo estado de ánimo que surgen de sus experiencias vitales. Los problemas de pareja, las separaciones, los conflictos familiares, la enfermedad o muerte de un ser querido, las condiciones laborales, o las preocupaciones por los/as hijos/as pueden favorecer la aparición de un trastorno emocional que puede afectar al funcionamiento de las personas en uno o diversas áreas de sus vidas. También se atienden otros tipos de dificultades que tienen que ver con dudas, indecisiones, bloqueos, o miedos, que no constituyen como trastornos emocionales en sí mismos, pero que están limitando nuestra capacidad de disfrute de la vida y de desarrollo personal.